Diario de un Turista (1) - Pasión Ajedrez Diario de un Turista (1) - Pasión Ajedrez
7 AÑOS CON USTED

Diario de un Turista (1)

Día libre en Tromso, un pequeño respiro en medio del trajin afanoso que significa la sala de juego y su silencio casi sepulcral una vez iniciadas las partidas.  La tensión y la cortina del silencio se torna pesada y mas cuando, te involucras en cada partida de las mesas 1-10 donde están los profesionales del ajedrez.   

Me ha gustado sobremanera que hablando de la élite no hay tal animosidad o flojera de empates rápidos, hay un tácito respeto hacia el equipo y he visto que entre ellos no se saludan efusivamente, mas bien con cierta frialdad y al poco uno los ve sentados dandose con ganas.  

Ayer no me podia perder el momento de que todo el mundo corre para estar antes del arranque de la partida, en todos hay verdadera preocupacion de estar sentados hasta 5 minutos antes de arrancar la partida ante su rival, quien no lo este, le dan por perdido el punto.  El arbitro principal comienza desde 5 minutos antes a anunciar por un altavoz que queda tal tiempo, y lo vuelve a hacer cuando queda un minuto y ese minuto se hace largo por que todo el mundo espera el momento en que se dice: pueden comenzar la partida y todos se dan la mano, menos ayer una pareja: Kramnik vrs Topalov.    

Ya este tema va para largo y los organizadores de distintos torneos se hacen los suecos.  Y el juego limpio?   Alguien tiene que sentar a estos dos luminarias del ajedrez y disuadirlos de la imagen que como excampeones mundiales deben de dar por el bien del ajedrez.  Ayer fui uno mas de entre casi unos cincuenta que nos pusimos frente a esa mesa para ver si quedaba atrás eso y no.   

Los dos con la cara seria, se ignoran y manejan también que no se ven a los ojos, aunque Topalov de vez en vez lo queda viendo con una mirada inquisidora, Kramnik si hace el papel completo y prefiere levantarse y caminar, y una que otra vez, pasa por detras de la mesa.  VER ESTA PARTIDA.   Concluyó la partida firmaron rapido y se levantaron de la mesa, Kramnik suele irse del salon y no vuelve, mientras Topalov si se queda en el salón y camina viendo las primeras mesas.  Si enfatizar que ninguno de los dos tiene poses altivas, en ningun momento rehuyen contacto con la gente y si, son muy cálidos cuando aficionados les pdien autografos y/o fotos.

Una partida bonita que me llamó la atención y segui con especial cuidado fue la de la campeona europea  la Ukraniana  Ushenina, Anna vrs la Serbia Stojanovic, Andjelija, aca la partida; un porte elegante
 de ambas, bien vestidas, 
con poses coquetas, y un ajedrez fino.  Esta partida había 
quedado de ultima del match 
que Serbia le gana al fuerte equipo Ucraniano.

Otra partida que tuvo mucha atencion fue la del nicaraguense Marcos Ortiz contra el GM 
Rumano Parligras (2574) ver partida, con un juego elaborado, atrevido, sin complejos Ortiz 
afronto esta partida del match de mesa 15, la mesa más alta por el momento en que llega
un equipo Centroamericano.

Alexis Murillo nos regaló también una de esas partidas que es agradable ver, y es que, el 
maestro se ve relajado, se ve con ganas de jugar y eso augura buen horizonte por delante.
Ver partida.   Esta fue la primer partida que terminó del match, y el Yemení queda enojado, 
le tira sobre la mesa al árbitro, este no le dice nada, no quiso su copia de planilla, se levantó
y jalo.

El gusto mayor de estar en esta Olimpiada sin duda alguna es ver que esos grandes idolos 
y jugadores que uno le da seguimiento, pues son normales, son y tal vez eso es lo de admirar, 
son muy humanos, terrenales y humildes. Ver para un lado y ver a Leko, Kamsky, al checo Navarra
el elegante Nakamura, el coqueto de Carlsen que siempre está pendiente de las cámaras, los paseos de Gelfand,
la cara de concenttración y de enojo de Ivanchuk, ver lo moreno que son los indúes y 
y principalmente lo más llamativo: la unidad del equipo chino, todos ellos menuditos, de poco
hablar, uniformados los 4 siempre y serios. De todos los equipos este es el que da la impresión
de que saben lo que quieren.

bulla, todo es risa, se arman los grupos afines, muy poco y no se, si es por el idioma, comparten
muy pocos entre otras nacionalidades a nivel grupal.   Decir que la comida sobra, se entrega
un ticket a la entrada, pero por estar adentro, se pueden servir lo que quieran.

El menú contempla de varios tipos de platillos, el mas de demanda es el salmon y las ensaladas
 verdes,
hay postres de varias clases y eso si, todas las comidas con agua fria, no sirven ni cafés ni sodas.
Terminada la comida, todos salen pa la calle a caminar, afuera aunque hace frio este no es
ofensivo, seguro por que no hace mucho viento.

Con lo engañoso de que no se siente la noche por la falta de oscuridad me queda la inquietud 
de
en que momento esta gente prepara las partidas del día siguiente.
  • Comentar en Blogger
  • Comentar en Facebook
Item Reviewed: Diario de un Turista (1) Rating: 5 Reviewed By: planb grupoasesor