ARGENTINA.- Entrevista con el Gran Maestro de Ajedrez Sandro Mareco - Pasión Ajedrez ARGENTINA.- Entrevista con el Gran Maestro de Ajedrez Sandro Mareco - Pasión Ajedrez
7 AÑOS CON USTED

ARGENTINA.- Entrevista con el Gran Maestro de Ajedrez Sandro Mareco

Pasion-Ajedrez

Lograr el título de Gran Maestro de Ajedrez no es para muchos; en Argentina sólo una veintena de jugadores es Gran Maestro (para ser precisos, veintidós, sin contar desde luego los fallecidos y los que juegan para otros países). De esos veintidós jugadores, varios ya no compiten, como el legendario Oscar Panno, y otros, más jóvenes, han dejado la competencia de ajedrez para dedicarse a otras actividades, por ejemplo, para jugar al poker de manera profesional. De los miles y miles de jugadores de ajedrez argentinos, pues, sólo unos veinte tienen el título de Gran Maestro de Ajedrez, y uno de ellos es Sandro Mareco, actual campeón del torneo Legislatura 2014 y del Abierto de Mar del Plata. Además de competir, es entrenador del reciente Gran Maestro Carlos Obregón (ganador del Abierto de Ballester Verano 2015), y del actual Campeón del Mundo Cadete, Alan Pichot.

¿Empezaste a jugar al ajedrez a qué edad más o menos?

Empecé a ir a un club a los trece años; digamos, sabía jugar algo, pero que empecé a ir a un club fue a los trece años, al Club El Retiro de Hurlingham: ahí empecé. Empecé a jugar, jugué los circuitos infantiles del oeste del Gran Buenos Aires y después, de a poco, fui integrándome en los otros torneos de federación.

¿Descubriste que tenías capacidad enseguida o vino después eso?

No, más o menos. Hasta cuando terminé la escuela, a los 17 para 18 tenía 2180 y algo de ranking, que no es un ranking muy destacado, es un ranking que está bien pero no era muy destacado, y ahí cuando terminé intenté dedicarme a jugar y por suerte salió bastante bien.

¿Cómo te fuiste metiendo para ser profesional?

Bueno, traté de empezar a dedicarme al ajedrez, entonces comencé también a dar clases, e ir trabajando de eso, jugando y dando clases. A veces cuando uno intenta en ese camino muchas veces no es simple, porque lleva bastante tiempo y uno muchas veces en el camino puede pensar si está bien o no la decisión y ese tipo de cosas. Pero yo creo que eso pasa siempre que uno intenta algo que no es tan lineal o tan simple.

¿Cuál fue el primer torneo grande que ganaste o relevante para vos?

Hubo varios, uno muy importante para mí fue el Sudamericano Sub 20 que se jugó acá en Buenos Aires en el 2007. Ese fue muy importante, pero yo ya había salido Campeón Argentino Sub 20 el año anterior. Y algo que para mí fue importante, fue que el mismo año que empecé a dedicarme a entrenar, me acuerdo que yo tenía un ranking bajo, pero jugué un rápido, que lo organizó Ruibal, que jugaban más o menos unos 4 Grandes Maestros creo, y unos 15 Maestros Internacionales, y yo que era un jugador sin ningún título ni nada, gané el torneo. Eso fue algo positivo, porque yo venía entrenando y es como que a veces eso te da energía para intentar continuar, de repente.

Cuando vos decís entrenar, no es solamente jugar, sino estudiar, ¿no?

Claro, estudiar, estudiar, la idea es estudiar. Cuando me refiero a entrenar es estudiar, dedicarle muchas horas a estudiar, a ver partidas, a revisar, a hacer problemas, ese tipo de cosas.

¿Sos autodidacta o trabajaste con maestros o ambas cosas?

Más bien autodidacta. En su momento la economía no me permitía tomar clases. En el 2005 más o menos, que fue en el momento que empecé a tratar de dedicarme… hice unas tres o cuatro clases con Pablo Ricardi. Y él, más que nada, me dio bastantes consejos de cosas para tratar de hacer; incluso en otros momentos, porque a veces hablo con él, hasta hoy en día. Trabajé más bien solo, digamos. Pero ahora, hace un año y medio más o menos, fui a trabajar a Suecia con Ulf Andersson, que es un Gran Maestro que llegó, en su momento, a ser el cuarto del mundo. Pero eso fue recién ahora, ya una vez que era Gran Maestro, con un ELO de más de 2580, 2590.

¿Qué cosas usás para estudiar?

Bueno, normalmente lo que más uso es la computadora y los libros. O sea, yo tengo una tablet y muchas veces tengo muchos libros ahí dentro y los voy revisando, a veces voy seleccionando algunas posiciones, a veces voy viendo donde están mis problemas principales para tratar de resolverlos de esa forma. Y la computadora la uso mucho, sí, para analizar muchas posiciones.

¿Se te ocurrió alguna vez empezar a escribir un libro de ajedrez?

En algún momento lo he pensado, pero por ahora no, porque es algo que yo pienso que si uno lo quiere hacer bien lleva mucho tiempo y entonces al llevar mucho tiempo y yo estar dedicándome a entrenar jugadores y estar estudiando para tratar de mejorar, pienso que no tengo en este momento el tiempo para dedicarle, para hacer un libro que piense que sea bueno. Porque la idea es esa, si quiero tratar de hacer un libro espero que sea un libro bueno: voy a intentarlo. Después uno no sabe bien lo que va a salir, pero la idea es intentar que salga algo bueno.

¿Cada ajedrecista tiene una forma de llegar a analizar una posición o son todas más o menos parecidas?

Sí, hay muchas formas, inclusive, muchas veces uno lo que tiene que tratar, por ejemplo, yo cuando trabajo como entrenador lo que tengo que tratar de explicar a veces son cosas que a mí ya por haber estudiado, a veces me parecen naturales, pero que tengo que tratar de transmitírsela a la otra persona de alguna forma que también lo logre entender, a pesar de que tenga un nivel a veces más bajo. Muchas veces entreno a jugadores que son fuertes, Maestros Internacionales o jugadores de esa fuerza. Pero lo que trato de hacer es transmitirles la forma en la que se pueden evaluar a veces determinadas posiciones y ese tipo de cosas… y es importante porque en la práctica es lo que más sirve en realidad. Pero es difícil porque vos a veces tenés que ver la forma concreta en que uno le puede llegar a la persona o que la persona puede entender mejor. Entonces, muchas veces depende de cómo es cada persona. A veces, de repente, vos le explicás algo a una persona y no es lo mismo una que otra. A veces usás cosas similares, pero por ejemplo una persona lo entiende de una forma, otra de otra… Otra, por ejemplo, si es alguien especializado en algún tipo de cosa yo trato de compararlo con lo que él se dedica, entonces, para que él consiga entenderlo más, si yo conozco, y si yo no conozco por ahí uso otros ejemplos, así de cosas de la vida práctica, para que quede claro. Depende de muchos factores. Si bien muchas veces explico cosas similares o explico ideas generales por ahí no es la misma forma en la que lo encarás con una persona que con otra.

Me imagino entonces que el método de enseñanza debe cambiar según el estilo del jugador, ¿no?

Claro, muchas veces sí, pero más que nada lo que cambia ahí es que, por ejemplo, de repente alguien que juega muy tranquilo o alguien que por ahí no calcula tan bien, voy a focalizar más en la parte de cálculo y la parte de cómo trabaja determinadas posiciones complejas, sacrificios de piezas, y ese tipo de cosas. Ahora, alguien que constantemente trata de jugar agresivo, por ahí le voy a trabajar más la parte posicional. Y así, normalmente yo lo que trato de ver es cuáles son los problemas generales de cada persona y a partir de ahí elegir cómo vamos a trabajar.

¿Cómo ves tu estilo de juego? ¿Cómo lo ves ahora y cómo era antes?

Bueno, en principio tengo un estilo de juego que podríamos decir más o menos agresivo, pero pienso que con el tiempo comencé a jugar más posicional. No sé si ahora sería un jugador posicional, pero pienso que con el tiempo he comenzado a jugar más posicional. También fui a entrenarme con Ulf Andersson, que era en su momento uno de los mejores jugadores de ese estilo, más posicional, entonces pienso que es medio imposible que no me influya de alguna forma.

¿Tu cabeza quiere ser más posicional? ¿Eso te da más garantías?

No, no es tan claro, o sea, en general lo que quiere mi cabeza es jugar mejor, así que no sé, si voy a jugar más agresivo, menos agresivo, lo que sea, tal vez no influye tanto, pero lo que me gustaría es conseguir mejorar como jugador. Normalmente, uno al ir haciéndose más completo consigue ir mejorando el juego. Entonces la idea es esa, la idea es todo lo que sea positivo como para mejorar lo voy a tratar de intentar.

¿Y se juntan con otros Grandes Maestros amistosamente a estudiar o es raro eso?

Yo a veces lo hago. Me junté. Pero normalmente por internet, no en vivo. En vivo a veces es difícil porque uno está lejos y todo eso. Y por internet, sí, en algún momento me he juntado por ejemplo con Krikor Mekhitarian de Brasil, me junté con Carlos Obregón que además yo lo entreno, pero a veces me junto a analizar con él. He jugado matches amistosos con Emanuel Berg de Suecia, por ejemplo. Sí, varias veces me he juntado así. 

¿Hay una parte que es secreta del estudio de cada jugador?

Más o menos, eso es muy personal. Yo, por ejemplo, con mis alumnos no tengo ningún problema en mostrarles todos mis análisis personales, o sea, si estamos viendo una posición en la que yo tengo alguna preparación particular, no tengo ningún problema en mostrársela. No es que le voy a mostrar todos mis análisis de todas las posiciones, pero si estamos viendo una posición en particular en que yo tengo algo analizado, lo vemos tranquilamente. Pero muchas veces hay muchos jugadores que prefieren no hacerlo, eso es algo personal, yo me siento bien así, y de hecho muchos de mis alumnos saben que es así. A veces me pasa, yo tengo alumnos fuertes, y entonces, yo por ahí les paso análisis personales míos y entonces, como ellos ven que yo les paso análisis personales míos me pasan personales de ellos, y me puede servir para alguna cosa a mí también. Yo no tengo nada en contra de pasar análisis personales míos, cuando es alguien que estoy entrenando o algún amigo, por ejemplo.

  • Comentar en Blogger
  • Comentar en Facebook
Item Reviewed: ARGENTINA.- Entrevista con el Gran Maestro de Ajedrez Sandro Mareco Rating: 5 Reviewed By: planb grupoasesor